Nuestro sitio utiliza cookies.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/CE se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las mismas. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente. AVISO LEGAL.


Thomas machaca con fuerza
56 | 83
Liga Endesa - Jornada 24. Domingo, 20 de marzo de 2016 a las 17:30
Fernando Buesa Arena

Laboral Kutxa 56 - Unicaja 83. Crónica

El Unicaja dio un golpe sobre la mesa en Vitoria y un paso muy importante para seguir peleando duro por las posiciones de Playoff de la Liga Endesa. Los malagueños llegaban a este encuentro mentalizados en dar el máximo en cada jugada ante un rival complicadísimo. Había intensidad en el rebote de ataque del Unicaja, que le permitía ponerse 3 a 4 en el inicio del partido. Laboral Kutxa encarriló un parcial 7 a 2 que le ponía por delante 10 a 6 en el minuto 4. Plaza comenzó a alterar el ritmo de juego de los vascos con una defensa zonal, que nubló las ideas a los de Perasovic y
permitió que el Unicaja le diera la vuelta al partido. Nelson estuvo agresivo hacia el aro en un par de acciones, una con un mate de costa a costa y otra con falta y 2 tiros libres. El marcador era 10 a 12 en el minuto 6. Los locales consiguieron fluidez anotadora con un par de triples seguidos de Adams y Causeur, pero Will Thomas y Hayes en el bando malagueño impidieron el despegue local, terminando el primer cuarto con 21 a 19.

El segundo cuarto marcó el ritmo del encuentro hasta el final, protagonizado por la increíble defensa malagueña. Tan sólo anotó 8 puntos en estos 10 minutos el Laboral Kutxa. De salida el parcial fue de 0 a 9 y con anotación repartida, Thomas, Jackson, Cooley y Díez (21-28 m.14). Baskonia no arrojaba la toalla ni mucho menos, la pareja Hanga-Blazic metía intensidad y apretaba el marcador en menos de un minuto (26-28 m.15). La cabeza malagueña se mantuvo fría y supo aguantar ante la presión del Buesa Arena y ahora era la terna nacional, Díez, Suárez y Vázquez, quienes sumaban (26-34
m.17). En el tiempo restante antes del descanso la línea de juego de los de Plaza no cambió, la intensidad era alta en ambos lados de la pista. Cooley dejaba el marcador camino de los vestuarios con 29 a 38.

Estaba en ebullición el Unicaja antes del descanso, temperatura que mantuvo tras el paso por los vestuarios. Parcial 0 a 8 de salida con triples de Suárez y Will Thomas, a los que sumó el de Baltimore un mate. El marcador era 29-46 y Perasovic pedía tiempo muerto a falta de 6:55 para el final del tercer cuarto. La reacción buscada por el técnico local no se produjo, todo lo contrario. La defensa malagueña no bajaba y en cuanto podía metían la mano para robar un balón y salir en
contraataque. Así se produjo un robo de Alberto Díaz que sirvió para que Will Thomas se volviera a colgar del aro. Además, Hayes se sumaba a la fiesta con un triple. La diferencia se iba a más 20 (31-51 m.25). El marcador se supo mantener en torno a esa ventaja por parte de los de Joan Plaza en el resto del cuarto, incluso se aumentó en el minuto final. Nelson organizó un contraataque que terminó con Cooley colgado del aro, Thomas anotaba desde la personal y de nuevo DeMarcus aparecía para sumar. Recibió una falta de Blazic, al que se le castigó con técnica por protestar, tan
sólo quedaban 6 décimas de cuarto. El base del Unicaja anotó 3 tiros libres y el partido se iba al último cuarto con un espectacular 39 a 64 para el equipo malagueño.

Podría haber sido fácil que apareciera relajación en el Unicaja viendo el marcador, pero ni mucho menos. Otro gran inicio de cuarto malagueño para poner la diferencia en más 35, con un excelso Will Thomas que terminó de redondear su mejor partido desde que llegó al Unicaja. 8 puntos más del de Baltimore en este cuarto y el marcador era 44-79 en el minuto 37. El recital estaba siendo histórico. En el tiempo restante hubo oportunidad incluso para que el joven Viny Okouo pisara el
Buesa Arena por primera vez con la camiseta del Unicaja. No lo olvidará nunca el chaval, como tampoco la afición malagueña que vio cómo su equipo ganaba en la pista de un clásico rival por 56 a 83. 27 puntos de diferencia que es la victoria más amplia del Unicaja ante el Baskonia en toda su historia.